Feliz Año Nuevo Maya para toda la Tribu Galáctica

 

kukulkan[1].jpg

Feliz año nuevo! No, no se asusten. No es que aún me dure la borrachera del último 31 de diciembre sino que hoy es el inicio de un nuevo año según el calendario maya. Hoy es el Día fuera del tiempo.

Mientras que el calendario gregoriano (el que usamos nosotros) es una regla que mide en forma irregular con meses de 30, 31 o 28 días, el maya “era perfecto”, según me contó Yankkiel, instructora de calendario maya. También me explicó que este calendario constaba de 13 lunas (meses) de 28 días más un día que no pertenece a ninguna luna y que se encuentra entre el cierre del año previo (24 de Julio), y el amanecer del nuevo año (26 de Julio). Este es el Día fuera del tiempo y es el día que hoy, 25 de julio, festejamos.

Pero, a diferencia de nuestras hedónicas costumbres –fiesta, alcohol y comida siempre en exceso- el festejo de este atípico día consiste en conectarnos con nosotros mismos. Debemos bucear dentro de nuestro yo interno, escucharnos e intentar encontrar nuestros reales propósitos y objetivos para este año. Así comenzaremos este ciclo con la energía puesta en esas metas y no con una resaca enviada del mismo infierno. “Es un día de vibración especial. Para los mayas era muy importante la primera luna ya que es la que unifica el propósito de todo el año. Por eso es substancial la introspección en este día porque tengo que saber que quiero para mi año ya que es lo que marcará su rumbo. Si uno sabe lo que quiere, si conoce sus metas, seguramente lo logrará porque es el inicio de todo tu ciclo de 9 lunas. Iremos entonces para donde tenemos que ir y no en contra”, se expandió Yankkiel quien también anticipó la energía general con la que nos vamos a encontrar en este año: “Comienza una nueva energía. Dejamos un año que se llamó  Mago lunar blanco, y entramos en el Año de la Tormenta Azul, una invitación a autogenerar, liberar la mente, un año purificador, mostrarnos como realmente somos y no como los demás quieren que seamos. Vamos a tener las herramientas necesarias para encontrar nuestro equilibrio y tendremos que intentar no ser cómodos y no delegar lo que queremos hacer. De esta forma disfrutaremos el presente. Sin un ayer y sin pensar en un mañana que todavía no existe. Esa es la energía que se manejara este año.”

 

Día para pedir.

 

Y en este día fuera del tiempo, día de vibraciones energéticas especiales, día que tenemos que dedicar a entender que es lo que queremos para nuestro año, es un día especial para hacer pedidos. ¿A quien? A quien fuere o en quien creas: dios, la virgen, los ángeles, el cosmos, la tierra o a la fuerza (que siempre esté contigo). ¿Cómo hacer los pedidos? De la manera en que suelas pedir: ya sea por intermedio del rezo, prendiendo una vela o un sahumerio, meditando, etc. ¿Qué se puede pedir? Lo que quieras: trabajo, pareja, paz interior y exterior, armonía, un iphone, que se acabe de una vez Bailando por un sueño…

Para que todo esto tenga un poco más de efecto, se recomienda algo de ascetismo: no pasarse ni con las comidas ni con las bebidas y, si pueden tomarse el día y retirarse al verde para poder conectarse mejor con el planeta, mejor aún

Art. desde Buenos Aires Argentina

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar